martes, 2 de septiembre de 2008

Cambio de sitio

Como veis, no es que no tenga las ideas claras,
las tengo clarísimas, pero sólo hasta cierto punto.
Sé perfectamente cuál es la pregunta.
Es la respuesta lo que me falta. Este carruaje corre, y yo no sé adónde.
Pienso en la respuesta, y mi mente se oscurece.

Así, yo cojo esta oscuridad y la pongo en vuestras manos.

Alessandro Baricco
Océano Mar



No tengo ni idea de cómo va a funcionar, ni con qué frecuencia.

No sé si escribiré yo o si colgaré textos de otros. Ni siquiera tengo del todo claro si haré algo.

A veces pienso que, en realidad, lo que me gusta es ir, año tras año, modificando la plantilla y dando un nuevo aire a este espacio, donde, más que mostrarme, me oculto y donde, más que acercarme, me alejo. Pero... ¿a quién? ¿de quién?

En fin, que el nuevo espacio está creado, y, si de algo estoy segura, es de que agradeceré cada visita, como siempre...






Foto: Mis huellas en el desierto. Sí, por fin he ido. Impresionante.

12 comentarios:

Javier dijo...

No me he resistido, creo que seré el primero en ponerte un comentario.
En el desierto, como en la mar, como en la vida no hay caminos. Como ya lo dijo muy bien el gran Antonio, el camino lo hacemos nosotros a cada paso. Este blog tuyo es un paso mas... espero que te conduzca a parajes donde reine la paz y la felicidad.

maite dijo...

Me suena a improvisación y me gusta!!!
Undiadestoshablamos???

Alberto dijo...

Agrego tu sitio nuevo a mi webcindario de rincones especiales.

un abrazo.

el_Vania dijo...

Aquí estoy, tal y como he dicho en tu otro sitio.
Y... he venido para quedarme, aviso!

Salud/OS!

delokos dijo...

¡Holaaaaaaaaa!...

Por aquí estoy, de visita, para vernos cuando quieras....

Besos...

desconvencida dijo...

pues seguiremos tus pasos hasta aquí, Paula...

Expediente X dijo...

...y bueno, pues hasta pronto, por aquí también, Saludos de Javi.

AnA dijo...

Te leía de vez en cuando en "Durmiendo a mares" y me encantaba hacerlo. Te mudas y me pasaré a visitarte de vez en cuando.

Un saludo!

Francisco Ortiz dijo...

Yo también te acompaño. Hay que renovarse y no dejarse llevar por la magia del camino conocido. Saludos.

memento dijo...

Jejeje. Odio las mudanzas. Pero... ¡¡¡me encanta leerte!! Aquí, en China, bajo el mar o en el desierto. Ah, y de una cosa no tengo la menor duda: la vida es incertidumbre. Besos castos aunque cálidos. D.

Lamia dijo...

Querida Paula... la verdad es que me ha costado volverte a encontrar. Me gustaba mucho "Durmiendo a mares" y nunca perdí la esperanza de que volvieras.
Te encuentro de nuevo y, si te parece bien, volverá a verte de vez en cuando.
Un abrazo.

Javier López Clemente dijo...

Tus pisadas nunca son en el desierto, tienes el poder revitalizador del oasis, a cada paso, a cada verso.

Salu2 Córneos.