viernes, 28 de noviembre de 2008

Vetusta Morla

Sólo quiero ir más allá
sólo quiero que esta herida se prenda
ser el humo que al final
escapó de lo que existe
por ver que hay detrás
más allá



A Reyes, que sabe ir más allá y volver con los ojos llenos de luz


Estaba sangrando. Ayer sangraba. Te abrazabas a mí y hablabas. También callabas, y yo estaba sangrando. Aún hablas, aún callas. Aún me abrazas a veces. Hablas y te ríes, y yo sangro. Te escucho, sigues hablando y a veces callas, y yo sangro, no quiero verlo, pero estoy sangrando, cierro mis ojos, cierro mis manos, cierro las puertas, tuve que ir al hospital. Mezclo sangre con cerveza, mezclo con las muletas un mar. Vetusta Morla sobrevuela la noche. Le pone la banda sonora a este dolor. Canta para mí, Vetusta, canta, deja que durante un instante olvide las cuatro cabezas entre mis piernas, valorando mis entrañas. Deja que baile, Vetusta, hazme saltar, no dejes de cantar, canta, canta, líbrame del escenario en el que no sé qué interpretar, ayúdame a no sentir los ojos que inspeccionan túneles que yo jamás podré ver, los dedos de látex helado palpando mi interior. Deja que se borre de mi memoria ese parto de tinieblas en el paritorio donde aún no he dado a luz, que caiga sobre mí el privilegio de la amnesia que anule la cruel soledad del box. Canta vetusta, devuélveme las ganas de seguir, cierra esta herida por favor, cúrame del peligro y la inconstancia de mis labios, sigue cantando, sigue, protégeme de este abismo al que ni siquiera te puedes asomar, sálvame de la torpeza de mí, de mi vientre estéril, ven a casa, ven por favor, lloro mientras te escribo al móvil, ven, un grito en tres letras, ven, y vetusta morla canta, siembro minas en mi cuerpo y pólvora en la sien, no me dejes sola en esta noche tan fría, rey sol, dime cómo arder, ven a casa, ven, ven, ven, no me dejes sola esta noche, no me dejes sola hoy, (aprendimos a mirar con la duda entre los dedos y a tientas), descubrimos que al final... Canta, Vetusta morla sigue cantando, las palabras que no existen nos pueden salvar, canta, nunca dejará de cantar. Termina el concierto. Ya no sangro. Sigo bailando. Sigo mezclando cerveza y dolor. Sin hablar. Abro los ojos. Amanece. Respiras a mi lado. Es suficiente. O no. Que termine esta función.


Imagen: Entrada del concierto de Vetusta Morla. Robada directamente del blog de Javier. Eso sí, lo he hecho con mucho cariño. El texto que cito de la canción Rey Sol, de Vetusta Morla lleva meses escrito en la pizarra de mi casa. También podría escribir puedo partirme y negociar la otra mitad, pero me gusta más ésta. Puedo saber que sin vosotros duele más. Eso sí es cierto. Y también es de ellos. Como lo que aparece en cursiva en mi texto. Fue una gran noche la de ayer, el concierto, simplemente, estuvo de puta madre. Y puede ser que mañana esconda mi voz, por hacerlo a mi manera, hay tanto idiota ahí fuera, sálvese quien pueda.



12 comentarios:

Lamia dijo...

Espero que no sea real... porque qué bien retratas el dolor.

Javier Herque dijo...

Leerte es caminar sobre vidrios, leerte es arañar la cal de las paredes con las uñas, leerte es resignarse al desequilibrio del precipicio o negar, con las manos ateridas, el porque de la soledad prolongada…y aun así ser solo la caída o la soledad.

Cuesta ser diagonal de tus letras, cuesta ser tangente y no quedarse en el perímetro de tu sombra…por eso vuelto aquí…para saber de Pandora, de su caja y de la agridulce belleza de tu desnudos gritos en voz baja.

Un beso.

Sara Fedrika dijo...

Me pasé a verte.
Toqué tus heridas con las yemas de los dedos y me manché de la sangre que goteaba tu texto.

Oí un grito desgarrador, no se si salió de mí o de tí.

Un abrazo.

David - Panda de Tolos dijo...

Miiira quien aparece por fin! jejejee
Me alegro de saber de ti, seguiré a menudo tus andanzas blogueras.
Nos conformaremos con el beso pequeño, de momento.
A ver si pronto nos damos el grande.

Maite dijo...

salgo a comprar una lupa...joer con la letra pequeña!!!
confirmado que llevamos vidas paralelas, "aún me abraza a veces, y habla y rie y yo sangro"

gonzalo dijo...

de qué cielo vienes?

Francisco Ortiz dijo...

Fantástico. Hay música en el texto, hay armonía y roturas y recomienzos. Hasta casi se oye de fondo la música en la cabeza.

Expediente X dijo...

EN TAN SOLO TRES PALABRAS,
PAULA, TE FELICITO LAS
FECHAS EN LAS QUE ESTAMOS:
¡MUY FELICES FIESTAS!
JAVI.

Lamia dijo...

Paula, vengo en Navidad a dejarte un abrazo eterno.

Le Mosquito dijo...

Y otro beso, renovado, aquí, paula.

Lamia dijo...

Y vuelvo en Noche Vieja a felicitarte el Año Nuevo y desear que todo te vaya muy bien. Besos.

Camila dijo...

Dime cómo te alcanzo los pasos.

Un fueret abrazo.